Derecho de admisión en colegios privados

Todos los niños y todas las niñas con edades comprendidas entre los seis y los dieciséis años están obligados a recibir educación primaria y secundaria. Sin embargo, nuestra Constitución admite la libertad de creación de centros docentes de muy diferentes naturalezas. Por eso encontramos centros educativos de titularidad pública y centros educativos de titularidad privada. Cada uno con sus propios requisitios de admisión. ¿Pero cuáles son los requisitos de derecho de admisión de los colegios privados?

Matrícula en colegios privados

¿Te gustaría poder seleccionar el centro donde estudiará tu hijo o tu hija con el objetivo de controlar mejor bajo qué modelo educativo aprende? ¡Es completamente entendible! Pero cuando optamos por esta opción debemos tener muy en cuenta las particularidades de los colegios privados. A continuación te hablaremos acerca de estas particularidades. Sin embargo, antes queremos recordarte que en Micole estamos siempre a tu disposición para ayudarte con la selección y la matrícula de colegios privados. ¡Siempre!

Dicho esto, vayamos al grano. Como apuntábamos antes, los colegios privados tienen libertad para fijar sus propios requisitos de admisión. Siempre, claro está, que no vulneren los derechos de las personas. Y en ese sentido para formalizar la matrícula de colegios privados puede requerir una documentación diferente que depende de cada centro escolar privado en particular. Por esto desde Micole os recomendamos poneros en marcha cuanto antes. Debemos solicitar la plaza con tiempo para no quedarnos sin ella.

Colegios privados y su derecho de admisión

La pregunta que os estaréis haciendo en este momento es la siguiente: ¿qué documentos pueden solicitar a la hora de formalizar una matrícula en un colegio privado? Pues muy diversos. Uno de los más habituales en el derecho de admisión en colegios privados es el documento que acredita el historial educativo del menor.  Eso responde a un requisito fundamental para muchos centros educativos privados: la excelencia. Y por eso es importante tenerlo siempre con nosotros antes de postular a alguna plaza privada.

Pero no es el único. También es muy común que los colegios privados en España soliciten el informe escolar y una carta de recomendación. En muchos casos, además, uno de los requisitos claves para ser aceptado en uno de estos colegios es la superación de una prueba de nivel. Esto ocurre especialmente en los colegios en los que la enseñanza tiene lugar en un idioma diferente del castellano. Sea como sustitutito o complemento a este último. En ese aspecto, suele ser necesario acreditar un nivel determinado.

Ley de colegios privados

El derecho de admisión de los colegios privados está contemplado y, por tanto, legitimado completamente por el marco jurídico español. Por supuesto, y como ya señalamos antes, este derecho de admisión deberá responder a criterios objetivos que no incurran en ningún tipo de discriminación. El margen es la legalidad y el respeto a los derechos fundamentales de las personas, pero ese margen es muy amplio. Tanto es así que no solo se tienen en cuenta aspectos meramente académicos a la hora de admitir alumnos nuevos.

Por ejemplo, uno de los factores más importantes a la hora de considerar una candidatura para una escuela o un instituto privado es la participación de algún otro miembro de la familia en dicha escuela o instituto. Y eso sirve tanto para el momento presente como para el pasado. Según la ley de colegios privados, que uno o más hermanos del solicitante estudien en ese centro educativo resulta diferencial. Lo mismo ocurre en el caso de que los padres estudiarán en él en su infancia o juventud. ¿Tienes más dudas? ¡En Micole las resolvemos!