¿Qué es un aula multisensorial y cuáles son sus beneficios?

Un aula multisensorial, o también conocida como aula de estimulación multisensorial o Atelier, es un espacio que cuenta con unas características y materiales determinados. Se trata de una herramienta educativa innovadora que optimiza su relación con el entorno y los aprendizajes para que los niños vivencien de una forma más real lo que se ha trabajado en el aula.

Habitualmente, cuenta con elementos como la música, las luces de colores, los aromas o las texturas, mediante los cuales los alumnos exploran, y disfrutan del mundo de los sentidos.

¿Qué se trabaja y estimula en un aula multisensorial?

En las aulas multisensoriales infantiles se trabaja tanto la psicomotricidad fina como la psicomotricidad gruesa. Y para potenciar el desarrollo de los alumnos se suele trabajar en grupos reducidos.

Las aulas multisensoriales tienen como objetivo fomentar la estimulación de los sentidos del alumno a través de diferentes materiales y actividades sensoriales.

Hay múltiples estudios que demuestran que este tipo de aulas ayudan a mejorar la coordinación, la concentración y la relajación en los alumnos. Desarrolla el pensamiento lógico, fomenta el interés por la experimentación y la exploración, algo que es innato pero que si no se estimula desde edades tempranas se termina delimitando y frenando la creatividad y el pensamiento libre del niño.

Los alumnos adquieren una serie de aprendizajes basados en el descubrimiento y la experimentación.

¿Qué espacios tiene un aula multisensorial?

Muchas aulas multisensoriales, como por ejemplo la del Colegio Santa María de la Hispanidad, se divide en espacios que diferencian distintos sentidos:

  • Espacio de la vista: Este espacio está destinado a actividades visuales, para estimular a través de los colores, las formas, el tamaño de los objetos o los juguetes que se tienen en el aula. Por ejemplo: bolas de colores, figuras y formas variadas, etc.
  • Espacio del oído: En este espacio las actividades son auditivas, se cuenta con diferentes instrumentos como cajas musicales y juguetes con diferentes sonidos.
  • Espacio del tacto: En este espacio las actividades que se trabajan son a través de diferentes materiales con texturas, formas, tamaños o grosores.
  • Espacio del gusto y del olfato: En este espacio la actividad es guiada por precaución por posbiles alergias en los pequeños. La actividad la guía el docente y se hacen actividades con diferentes texturas en alimentos o se trabaja el olfato mediante difusores de olores. En este espacio, también la profesora hace actividades con la mesa de luz o mesa de experimentación.

Rutinas de un día en un aula multisensorial

En el Colegio Santa María de la Hispanidad los alumnos tienen su horario de clase y durante algunas horas de la semana comparten este horario con la actividad en el aula multisensorial.

Al entrar, todos los alumnos deben quitarse los zapatos y colocarlos en los casilleros que hay en la entrada. De esta forma, pueden disfrutar del aula en todos los sentidos.

Una vez que todos los alumnos están descalzos, pasan a sentarse en círculo. La profesora hace una pequeña asamblea y divide a los alumnos en grupos pequeños para que cada uno pueda estar en alguno de los distintos espacios. Normalmente, están un periodo de tiempo limitado por la profesora en cada espacio para que, de esta manera, puedan aprovechar y jugar en todos los espacios durante el tiempo que están en el aula.

Una vez que todos los grupos han pasado por los diferentes espacios o la actividad guiada que corresponda, se da por finalizada la sesión. La profesora vuelve a sentarles en círculo, les pregunta qué tal lo han pasado, qué juguete, actividad, objeto les ha gustado más. Y, por último, vuelven a por sus zapatos y a su clase.

Beneficios del aula multisensorial

Los beneficios que se han podido ver durante un curso en los alumnos han sido muy buenos.

Con los niños de 3 añitos se han trabajado mucho las rutinas y se ha establecido muy bien cómo se trabaja en el aula para que poco a poco puedan ir disfrutando ellos solos de las actividades, rincones y juegos que hay en ella.

Mientras avanzaba el curso, se han podido comprobar los grandes beneficios en los alumnos:

  • Los niños han aumentado el tiempo de atención y concentración gracias a marcar un tiempo en cada rincón con unos materiales específicos.
  • Se ha comprobado que actividades sencillas con diferentes objetos han estimulado la creatividad, como la utilización de telas donde se disfrazaban o hacían cabañas.
  • Se ha desarrollado la coordinación óculo-manual con diferentes materiales cotidianos.

Pero lo más notable ha sido comprobar cómo han aprendido a ver este aula como un tiempo de ocio y bienestar donde disfrutan, aprenden, juegan y se relajan.

¿Conocías los beneficios de un aula multisensorial?

Fernando Alegría PachecoLinkedIn
Director Pedagógico del Colegio Santa María de la Hispanidad.

Fernando Alegría Pacheco - Director Pedagógico del Colegio Santa María de la Hispanidad.